Sistemas de riego

Zonas con arbustos, árboles, aromáticas, rosaledas, áreas de césped… un jardín suele estar compuesto por diferentes zonas de plantas, muchas veces con diferentes necesidades de riego, tanto desde el punto de vista de las propias exigencias de las plantas como por las características del uso del jardín. Si a ello le sumamos que el uso inteligente de la gestión del agua nos beneficia a todos… tenemos que elegir el, o los sistemas más eficaces de riego para cada caso.

Esto implica que en un jardín se pueden dar diferentes sistemas de riego que, junto con su programación, nos permita mantener su vigorosidad y esplendor con el mínimo gasto de agua posible.

aspersores de riego Sistemas de riego

Entre los distintos sistemas de riegos existentes y de fácil aplicación se encuentran los siguientes:

El riego de superficie


Es el sistema tradicional más expandido, aunque poco a poco está perdiendo terreno frente a otros sistemas de riego.

Este sistema es valido para cualquier tipo de planta y consiste simplemente en una manguera de PVC conectada directamente a un grifo con la cual se puede regar básicamente de dos formas. Una manualmente con una lanza de riego, una pistola o rociador.

riego del jardin Sistemas de riego

Y otra de forma automatizada mediante aspersores, que dependiendo de la cantidad de superficie a regar se variaría tanto el número como tipos de aspersor. Entre ellos se encuentran los de tipo oscilante, circular y sectorial.

Entre las ventajas de este tipo de riego se encuentra el que es el sistema más económico y adaptable a cualquier jardín. Pero como inconvenientes cuenta con un mayor gasto de agua, una dificultad de control de la pluviométrica (sobre todo manualmente) y una pobre estética en el jardín.El riego por goteo
Es el sistema, también llamado riego localizado, es con el que más ahorro de agua se obtiene, ya que riega directamente sobre el suelo en la zona de la raíz de cada planta, sin mojar sus hojas ni ramas.

El sistema de goteo consta de una red de tuberías distribuidas estratégicamente por el jardín, realizando un recorrido lógico para que alcance el agua a todas las plantas. Estas tuberías, normalmente de plástico, pueden llevar incorporados ya unos goteros (emisores de agua) o colocarlos de forma precisa una vez extendidas las tuberías allá donde realmente hagan falta. Estas tuberías pueden ir escondidas a ras de suelo quedando prácticamente desapercibidas visualmente.

Sobre este sistema podemos encontrar dos tipos diferenciados. El denominado “gota a gota” para el riego de plantas una a una, y el de “micro difusión”, más indicado para mojar un área de varias plantas o césped. Cada uno de ellos, por sus características, son empleados para cubrir necesidades distintas y específicas.

Entre sus múltiples ventajas se encuentra la mayor: mucho ahorro de agua. Además de disminuir el riesgo de enfermedades en las plantas ya que no crea casi humedad al mojar sólo la raíz, es cómodo y de fácil mantenimiento, es muy estético, con posibilidad de enterrar la tubería y su funcionamiento es con muy bajo caudal.

En cuanto a sus inconvenientes, quizás el más relevante sea cuando es usado para el riego de césped, en el que solamente está justificado para áreas pequeñas.

riego localizado 2 Sistemas de riego

Riego enterrado


Aunque es un sistema muy utilizado en grandes áreas verdes y deportivas, sobre todo vinculadas con el césped, actualmente con la existencia de difusores y turbinas más pequeñas, se utilizan también en los jardines privados de menores dimensiones.

Esta modalidad de riego se compone de unos ramales de tuberías enterrados estratégicamente en el área a regar y en los cuales se insertan difusores o turbinas que con la presión del agua emergen de la tierra regando el área prevista.

Con este sistema es muy importante en su montaje, el saber qué caudal total tenemos en nuestro jardín para delimitar correctamente las zonas a regar, ya que cada difusor o turbina tienen un gasto de caudal y que sumados todos ellos no debemos sobrepasar. En el caso de sobrepasarlo, la presión de riego disminuiría en su conjunto, con ella las cantidades de agua emitidas, el radio de acción de riego de cada turbina… y como consecuencia final, un riego poco uniforme y que nos daría problemas.

Entre las ventajas de este sistema se encuentran el que podemos crear una pluviométrica muy exacta si el montaje es correcto, gran comodidad, poco mantenimiento y una gran duración del sistema, un importante ahorro de agua y una buena estética.

Entre los inconvenientes, sólo está recomendado para regar zonas de césped o similares y por lo tanto no es la mejor opción para otros tipos de plantas como las de los huertos, plantas de flor, setos, etc.

Su programación


A todos estos sistemas, se les puede automatizar incorporándoles uno o varios programadores si se dispone de varios sectores o zonas a regar. Últimamente se han desarrollado programadores muy compactos y sencillos de utilizar.

programadores de riego Sistemas de riego

Existen dos tipos de programadores:

  • De grifo que se adaptan directamente entre la entrada del agua y la tubería, funcionando con una simple pila para una zona de riego.
  • De electro válvulas, sistemas más complejo pero que tiene la ventaja de regar jardines con varias zonas.

Las ventajas de la automatización, además de olvidarte de regar manualmente, son regar a horas en la que la evaporación es menor, en período de tiempos concretos que eviten escorrentías y excesos de agua indeseada, poder ajustar los riegos a diario modificándolos según la climatología, etc. ayudando todo esto a ahorrar agua y ser más respetuosos con el medio ambiente.

Ante la falta de agua, la mejor solución no es el “dejar de regar”. Lo es, el hacer un uso inteligente de ella.

Más información en el libro ‘Guia visual de Plantas de Jardín

Fernando Cuenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>