Cuidados del mobiliario de jardín

Hemos entrado en una cultura social, en el que el jardín es considerado una “habitación” más de la casa. Cada día se pasa más tiempo en él junto los amigos y familiares, en el que las comidas al exterior y las tertulias adquieren otras dimensiones placenteras.

El mobiliario de jardín aporta diseño y funcionalidad, pudiendo estar fabricado en diferentes tipos de materiales como son el plástico, el aluminio, el bambú, la teca… y por supuesto la piedra artificial.

mobiliario jardin Cuidados del mobiliario de jardín

Todos estos tipos de mobiliario requieren de un mantenimiento para que se conserven siempre como nuevos. Barnices, pinturas, antioxidantes, lacas… incluso cubiertas de protección.

El mobiliario de plástico o de resina, por lo general permite ser recogido y retirado con gran facilidad tras su uso, guardándose en el interior de la casa. Por ello, su mantenimiento es bastante menor con respecto a otros materiales, limitándose simplemente a los lavados.

El mobiliario de metal se produce básicamente en dos líneas. En el caso del aluminio, el mantenimiento es muy similar al de los plásticos y las resinas, sólo difiere de estos si conllevan otros materiales como por ejemplo telas, incorporados en su diseño.

mobiliario de jardin Cuidados del mobiliario de jardín

En el caso de estar fabricados con hierro, hay que prestar una especial atención a las oxidaciones, recomendándose acciones de mantenimiento cada año y medio o dos años. Este mantenimiento consiste en el saneado de las zonas afectadas, la aplicación de una pintura antioxidante y una vez seca, una capa de poliéster para asegurar una protección duradera hacia los agentes externos.

El mobiliario de madera, dependerá del tipo de que se trate, pero en conjunto, una medida preventiva es el evitar las humedades excesivas, sobre todo que se encuentren al alcance de los aspersores, y que el sol no incida directamente sobre ellos. La aplicación de barnices y lacas fabricadas especialmente para ellos, están especialmente indicadas.

Los mueble de bambú, mimbre y similares, se pueden lavar fácilmente mientras se frotan con un cepillo suave. También se deben de evitar el mantenerlos prolongadamente en sitios  con el sol directo y fuera de la humedad excesiva.

En todos estos casos descritos, la facilidad de movilidad del mobiliario, permite resguardarlos tras su uso o simplemente a la finalización de su época natural de disfrute, quedando resguardados hasta la siguiente ocasión.

muebles jardin Cuidados del mobiliario de jardín

En el caso de los muebles en piedra artificial, su peso e incluso su elevado carácter estético que alcanzan dentro del jardín, requiere de su permanencia continua en su lugar definitivo. Forman parte ineludible del jardín.

En este caso el viento, la lluvia, el frío y calor, e incluso el uso, asociado a la gran durabilidad de estos muebles, hacen que su envejecimiento quede de manifiesto si no se mantiene unos cuidados mínimos, al igual que en los casos anteriores.

Los muebles de jardín en piedra artificial se presentan en forma de “set” en mesa con bancos. Normalmente son en base a un prefabricado de hormigón, lo que quiere decir que sus principales componentes son el cemento y el mármol entre otros.

El cemento, en continuo movimiento por los cambios climáticos, sufre dilataciones por el calor y contracciones por el frío. Por este motivo, en las superficies, de productos realizados con cemento, pueden aparecer pequeñas fisuras que no llegarán a producir roturas aunque sí le darán un aspecto más rústico.

En su limpieza, se recomienda utilizar cualquier producto jabonoso indicado para el mármol o la madera. En ningún caso, con productos corrosivos como el amoniaco, lejía o ácidos. Así mismo, tampoco se recomienda el lavarlos con agua a presión.

Para su mantenimiento, en invierno y sobre todo en zonas de baja temperatura, es aconsejable el utilizar fundas como cubiertas textiles o plásticas para impedir el envejecimiento que provocaría el agua al helarse en la superficie.

En verano y por sus altas temperaturas, conviene humedecer con agua, sobre todo las zonas planas de gran insolación para impedir o retrasar la aparición de pequeñas fisuras en las superficies de tableros y bancos.

Más información en el libro ‘Guia visual de Plantas de Jardín

Fernando Cuenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>